sábado, 14 de abril de 2012

Tratamiento de la Fatiga Muscular


SEGÚN UN NUEVO ESTUDIO, TRAUMEEL S PUEDE PREVENIR LA APARICIÓN DE LOS SÍNTOMAS DEL CANSANCIO VINCULADO A LA PRÁCTICA DEL DEPORTE
Fuente: Newsletter Heel España 

La Medicina Biorreguladora ha demostrado en diversos estudios clínicos que reduce la fatiga y el dolor asociado al entrenamiento deportivo, pero un estudio doble ciego frente a placebo de las universidades de KwaZulu-Natal y Cape Town, en Sudáfrica, ha dado un paso más al apuntar que un medicamento de acción biorreguladora, Traumeel S, puede, además, prevenir la aparición de los síntomas del cansancio vinculado a la práctica del deporte.
El resultado fue una diferencia significativamente mayor en la concentración de MPO y una menor gravedad de los síntomas del dolor muscular a las 24 horas de la prueba.
Aunque algunos deportistas utilizan este modulador de la inflamación en comprimidos de manera preventiva, es la primera vez que un estudio apunta las ventajas de su empleo previo e inmediatamente posterior a la práctica deportiva.
El estudio fue realizado en 24 deportistas sanos (14 hombres y 10 mujeres), cuyos marcadores fueron medidos tras una carrera de 90 minutos en descenso (con una pendiente del 6 %). Todos ellos tomaron Traumeel S durante cinco días antes y tres días después de la participación y se midieron los marcadores sistémicos de la respuesta inflamatoria antes de la prueba, inmediatamente después, a las 24 horas, a las 48 y a las 72. En concreto, se realizó un hemograma completo y se analizó la creatina quinasa sérica (CK), la lactato deshidrogenasa (LDH), el cortisol, la proteína C reactiva (PCR), la mieloperoxidasa (MPO) y diferentes interleuquinas (IL-6, IL-8, IL-10, IL-12p70). También se efectuó un registro diario de los síntomas de dolor muscular de aparición retardada.
El resultado fue una diferencia significativamente mayor en la concentración de MPO y una menor gravedad de los síntomas del dolor muscular a las 24 horas de la prueba. Los autores concluyen que esta elevación en los niveles de MPO “proporcionan una evidencia preliminar, por primera vez, de un incremento en la activación de la irrupción de la actividad oxidativa de los neutrófilos tras el daño muscular producido por el ejercicio, lo que presupone una aceleración del proceso de recuperación”.
Hasta ahora, se sabía que Traumeel S actuaba como un modulador de la inflamación y se había comprobado, en diferentes ensayos clínicos, que aceleraba la recuperación de la inflamación y el daño muscular originado por el sobreesfuerzo, sobre todo en deportistas que compiten a un alto nivel toda la temporada, sin originar efectos secundarios ni interacciones. Aunque algunos deportistas utilizan este medicamento de acción biorreguladora en comprimidos de manera preventiva, es la primera vez que un estudio apunta las ventajas de su empleo previo e inmediatamente posterior a la práctica deportiva. 

En la aparición de la fatiga muscular en el deporte están implicados factores metabólicos, acúmulo de metabolitos, desajustes hidroeléctricos, desequilibrios en la homeostasis mineral, etc. Estudios realizados con deportistas sugieren que las alteraciones del sistema inmune pueden estar implicadas en la aparición de la fatiga muscular, a través de la anómala producción de citoquinas y de daños titulares.
Los principales tipos de fatiga deportiva son la aguda, que se considera de poca importancia y que se recupera en 48-72 horas; la subaguda que es la más frecuente entre los deportistas y para la que se necesita entre 8 y 14 días para tratarla, y por último la crónica  que es la más difícil de tratar y como mínimo son necesarios 21 días para su solución. 

Para la forma subaguda, la mejora en el descanso físico, planificar entrenamientos suaves, las medidas de mejora de la relajación tanto físicas (masajes, hidroterapia…) como psíquicas, y el uso de  medicamentos como Traumeel S. 

Los antiinflamatorios convencionales (AINEs) bloquean la respuesta inflamatoria, lo que eleva el riesgo de aparición de efectos adversos. Se calcula que los AINES son responsables de hasta el 20%-25% de todas las reacciones adversas a fármacos comunicadas. Con distintos grados de gravedad, esos efectos adversos se pueden presentar en hasta un 60% de los pacientes. Traumeel S, en cambio, es un medicamento regulador de la inflamación, que no interfiere en el proceso natural de la misma. Su eficacia y rapidez de acción equivalentes a los AINEs, y cuenta con un perfil de seguridad muy superior, ya que no se han descrito reacciones adversas tras su administración, además no da positivo en los controles antidoping lo que le hace un medicamento idóneo para su uso en el deporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada